"Ríe, canta, baila, posa, siéntete preciosa."-Carlos Siles

5 mar. 2012

Retiro

Bueno esta es una entrada poco común en mi blog, acabo de ir regresar de un bello retiro y quiero compartir mi vencía con algunos lectores,  no es necesario que lean si este tipo de temas no les interesa o no son creyentes.


Todo comenzó un viernes por la tarde eran las 3:30 la hora en que nos habían citado para vivir el retiro yo estaba muy emocionada pues anteriormente había vivido un retiro de 3 hrs. y me pareció de lo mas bellisimos, me imagine que si eso fue de tan solo 3 hrs. uno de 3 días seria muchísimo mejor, pero el tiempo pasaba y se daban ya las 4:30 mi paciencia se agotaba y comenzaba a maldecir el haber llegado puntual 
5:00 pm por fin nos habían hecho formar la fila para entrar, pero a pesar de ser de la primeras formadas la fila parecía no acabar, cuando por fin logre entrar me revisaron mis pertenencias me quitaron mi maquillaje, mi espejo, crema corporal y un spray de cabello, ah! y un rollo de papel higiénico y pañuelos, ¿por que? pensé entiendo lo del maquillaje pero ... y ¿el papel? bueno no me podía quejar. 
Cuando por fin nos asignaron nuestras respectivas habitaciones que por cierto eran compartidas, en cuanto entre y vi a mis compañeras me di cuenta que no me llevaría con ellas
después de "conocerlas" puedo decir que no eran de mi agrado , una de ellas ya había tenido trato con ella en un apostolado que hice con niños de catecismo, la describiría como una chica con excesiva seguridad en si misma, algo grotesca y con comportamientos que tienen tendencia a ser algo masculinos,me cayo mal es lo único que puedo agregar
Otra de las chicas tenia 20 años, aunque aparentaba mucha menos edad, La tercera chica hablaba excesivamente me caía algo bien , aunque el hecho de que comentara que yo era seria me molestaba.
la verdad en todo el retiro evitaba el momento en el que nos mandaban a nuestras respectivas habitaciones, el tan solo estar con todas ellas me hacia sentir una gran incomodidad.
La ansiedad aumentaba en el primer día al no saber siquiera que hora era, solo había una pequeña ventana en el techo de aquel sitio donde podíamos ver como el sol salia o se metía tratando de adivinar las horas por la cantidad de luz que había en el cielo.
pero saben pronto todo eso se olvido,al pasar los días ya nadie se preocupaba por las horas, o por su aspecto, que importa si teníamos ojeras,  si teníamos gallos semejantes a tumores en el cabello por el hecho de no poder peinarnos frente a un espejo, todas las apariencias desaparecieron, se comenzaba a olvida todo lo físico y material  y solo a disfrutar de la compañía y diversión con los demás, el cantar, el rezar,el bailar, disfrutábamos cada momento y el tan solo pensar en que se acercaba el día en que tendríamos que regresar a casa nos ponía tristes pues en ese lugar paresia que los problemas se desaparecían, no había penas, solo alegrías
Mi experiencia en ese retiro fue única me hizo reflexionar muchas cosas, nos hicieron ver de una manera inolvidable el como cada uno de los presentes podíamos solo estar pensando en cada uno de nosotros mismos, lo egoístas que podemos llegar a ser , sin pensar en el gran amor que nos tenia Cristo al sacrificarse por todos nosotros.
En lo mucho que nuestros padres nos amaban , nos enviaron cartas, comida, y hacían llamadas telefónicas a nuestro coordinador solo para saber como habíamos pasado la noche, cuando recibí un sobre donde estaban 3 cartas (mi papá, mi mamá y mi hermana) cuando las leí cada una de ellas no puede evitar las lagrimas, me habían escrito cosas hermosas, En cuanto salí de el retiro y vi a mis padres los abrace los había extrañado, aquel retiro me había hecho sentir tan diferente , tan agradecida, tan feliz.


Sinceramente los retiros son hermosos y les recomiendo que si tiene la oportunidad o si son invitados a uno asistan, no se arrepentirán, les contaría todas las cosas que se hacen pero es muy diferente el vivirlo que solo contarlo.

1 comentario: